martes, 9 de diciembre de 2008

Sin Pecado Concebida










































He aquí la esclava del señor, hágase en mi según tu palabra.
Llega diciembre y con el, la fecha mariana por excelencia, La Inmaculada Concepción, para ello la Virgen, se ha vestido con los colores inmaculados, azul y blanco, con un tocado de tul, muy vaporoso y propio para esta estética.
La mano izquierda toca su vientre, ese en el que se engendra el divino señor de los afligidos, representado con una rosa.
¿Te pintaría Muríllo si viviera?



1 comentario:

Jose dijo...

Hacia años que nuestra madre Virgen de los Desconsuelos no resplandecía con sus mejores galas de Inmaculada Concepción, gracias a todos aquellos que la habéis hecho una realidad. A seguir trabajando, juntos conseguiremos una cofradía unida y grande.