domingo, 21 de febrero de 2010

Comunicado oficial

Reunidos los miembro de la Junta de Gobierno de la Venerable Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús de los Afligidos, María Santísima de los Desconsuelos y San Juan Evangelista, el pasado martes día 9 de Febrero del presente año, y tras varios meses de trabajo constante y de análisis con respecto al tema de su cuadrilla, sus oficiales deciden por irrevocable unanimidad:

Que tras la pasada disolución de su antigua cuadrilla de Hermanos Cargadores y con el objetivo de componer una nueva cuadrilla que sean ajenos a la anterior de esta Cofradía, se recurre a D. Luis Ordóñez como capataz de la misma, quedando en su total responsabilidad la formación de la nueva corporación. Visto que D. Luis Ordóñez no puede reunir los componentes necesarios para formar la cuadrilla de cargadores chiclaneros, tuvo que recurrir a cargadores de nuestra vecina ciudad de San Fernando. Esto produce en la Junta de Gobierno un rechazo ético aunque no digno de la moral cristiana, ya que, el llevar al Señor o a su Santísima Madre no debería de entender de fronteras.

Por todo ello, la Junta de Gobierno junto con D. Luis Ordóñez se reúnen y deciden de mutuo acuerdo apartar esta opción de entre las restantes, no siendo definitivamente éste el capataz que dirija las riendas de nuestro misterio el Martes Santo.

Se estudia también la opción que nos presenta la comisión de la antigua cuadrilla de hermanos cargadores de Afligidos. No viendo ésta factible, se decide desestimar también esta propuesta.

La Junta de Gobierno decide finalizar este dilatado conflicto, siempre pensando en el bien de la Hermandad y determina acogerse a la definitiva decisión de que sea la Peña Nazarena de Chiclana la que se encargue de cargar el próximo Martes Santo y sucesivos, hasta finalizar la legislatura de la actual Junta de Gobierno. La junta de gobierno se pone en contacto con la Junta Directiva de la Peña Nazarena que admite NUESTRA PROPUESTA.

Desde aquí dar las gracias a todas las personas que con su buen hacer han contribuido de forma positiva a que este dilema acabase de forma fraternal, como obligación de Hermanos en Cristo.

La Junta de Gobierno.