lunes, 1 de febrero de 2010

D. Francisco Berlanga de Avila, El padre de Nuestra Madre




Nacido en Sevilla el 28 de mayo de 1958 en la Sevillana calle Feria, en el edificio contiguo a la iglesia de San Juan de la Palma, en la que pasa la mayor parte de su infancia por motivos familiares.
Realiza sus estudios primarios en las escuelas Pías de la plaza de los Terceros, haciendo posteriormente el bachillerato en el Instituto de San Isidoro. En 1973 ingresa en la Escuela de Artes aplicadas y Oficios de Sevilla, especializándose en modelado, talla en piedra y madera y dibujo estatuario.
De 1973 a 1979 al mismo tiempo que realiza sus estudios, trabaja en el taller del escultor y retablista Carlos Bravo Nogales, cuyas obras más conocidas son: San Juan Bosco y María Auxiliadora de los Salesianos de Sevilla y retablos en la Catedral de Ciudad Real. y retablo mayor de Ntra. Sra. de la Asunción en Jodar.En 1979 ingresa de oficial en el taller de Francisco Buiza Fernández, reconocido imaginero sevillano, cuyas obras más importantes en Sevilla son: Stmo. Cristo de la Sangre, misterio de la Flagelación y el Señor Resucitado.
Al enfermar Buiza en diciembre de 1982 quedan en el taller diferentes obras y en distintas fases de terminación, que Berlanga va terminando y dando habida cuenta diaria a su maestro:Ntr. Padre Jesús Nazareno de la Roda de Andalucía: restauración.San Juan Hdad. De Luz y Aguas de Cádiz: creación.Humildad y paciencia de Guadalcanal: restauración. Cristo de la Vera-Cruz de Gines: sin empezar a restaurar.Padre Jesús de la Humildad de MálagaDeja tallada la cabeza, las manos y las piernas desde el filo del sudario hasta los pies. El resto, torso, brazos, peana, ensamble de todos los elementos, preparación, estucos y policromía es todo de Berlanga, aunque en otras publicaciones y faltando a la verdad se diga que solo terminó la policromía.
A la muerte de Buiza, el taller pasa a manos de Berlanga, especializándose en la restauración de imágenes policromadas, en obras de nueva creación y en el dorado de retablos y todo tipo de tallas.
Durante 18 años mantuvo taller en la calle de Castellar nº 52 del que salieron infinidad de obras. Actualmente posee taller en la Sevillana localidad de Bormujos, en calle Los Ángeles nº 17.

Fija la mirada en su madre para realizar sus obras marianas, quedandose notoriamente plasmados muchos de sus rasgos en las imagenes:






Algunas obras de Francisco: